Qué busca el headhunter

Quizá alguna vez has imaginado que suena el móvil mientras estás trabajando en tu oficina y desde el otro lado del teléfono te dicen algo como: «Hola, me llamo Arancha Ruíz, soy headhunter y me interesa tu talento».

Aunque parezca ficción, estas situaciones se dan en la realidad porque los headhunters buscan, allá donde esté, el talento que su cliente necesita para su compañía. Los cazatalentos  trabajan en silencio, con discreción, hasta encontrar el candidato perfecto y reclutarlo para las mejores empresas. «Quizá nunca recibas una de estas llamadas o quizá seas muy afortunado y recibas varias a lo largo de tu vida profesional«, apunta Arancha Ruíz, la autora del libro «Qué busca el headhunter».

¿Qué podría hacer para que me llamara un headhunter? Esta es la pregunta que se hacen muchos profesionales y que, según la autora, tiene respuesta en este libro. Tener un conocimiento único o muy especializado aumenta la probabilidad de que los headhunters contacten contigo. Buscan perfiles escasos, difíciles de localizar, con conocimientos muy concretos que pocos profesionales tienen y que son cotizados. «El headhunter siempre hace el proceso difícil, localizando y atrayendo a los profesionales más cualificados y demandados«, añade Arancha Ruíz.

Se basan principalmente en un CV equilibrado, con título universitario y educación complementaria, pero también con logros profesionales, experiencias laborales positivas que muestran resultados concretos y tangibles que los profesionales aportan a las empresas en las que han trabajado. En la mayoría de los casos valoran también la experiencia en el manejo de las nuevas tecnologías, el conocimiento del mundo empresarial, la capacidad para adaptarse a los cambios y el manejo de otros idiomas.

Otra premisa necesaria para atraer la atención de los headhunters es la marca personal. Quienes crean una reputación positiva en su entorno son considerados y referenciados en su sector, ya sea a través de su red local o en redes sociales profesionales como LinkedIn. Así lo explica Arancha Ruíz, quien nos aporta una clasificación de los perfiles más buscados por los headhunters:

    • Perfiles únicos. Generalmente profesionales relacionados con el sector tecnológico.
    • Perfiles indefinidos. Casos en los que una empresa necesita un profesional pero dentro de la compañía no hay acuerdo sobre qué características debe reunir. Es entonces cuando se requiere la colaboración del headhunter, para definir y llevar a cabo esa búsqueda.
    • Profesionales de la competencia. Profesionales en los que la empresa que contrata se ha fijado pero en ese momento trabajan para la competencia. En esos casos, por motivos de imagen, la compañía prefiere que esa negociación la lleve a cabo un profesional ajeno a la marca, el headhunter.