20/08/2018 | Ideas de negocio

Ya no tienes que cargar con las maletas en tus viajes

La contratación del servicio de consigna en España ha aumentado un 20% en el último año.

Keepiz es la red de consignas colaborativas que permite a los turistas depositar su equipaje en comercios u otros establecimientos como restaurantes o cafeterías. Estos keepers, como denominan a establecimientos, actúan como consignas y guardan maletas, llaves o cualquier otro objeto de manera segura.

Su misión es liberar a los viajeros de ir cargados y hacerles ganar tiempo mientras dejan sus maletas en los keepers: establecimientos (tiendas, bares, hoteles…) con espacio suficiente para guardar de forma segura las maletas, llaves u otro tipo de objetos de los usuarios de esta app. Estos espacios están estratégicamente repartidos por la ciudad, con la intención de que siempre haya un Keeper cerca de los usuarios Keepiz. A cambio, estos establecimientos comerciales que ofrecen servicio de consigna ganan comisiones y obtienen un tráfico convertible en ventas adicionales para su negocio.

Esta plataforma surgió en Madrid hace ya tres años, cuando Florent Bannwarth detectó un nicho de mercado en este sector. Solo un mes más tarde se incorporó al proyecto Leyre Ortuño. Ambos viajaban frecuentemente por motivos de trabajo y se encontraban con la limitación de cargar con las maletas desde que salían del hotel hasta que cogían el avión. Así surgió la idea de crear una red de consignas por toda la ciudad con la posibilidad de elegir la más conveniente según la ubicación del viajero, o incluso una opción mejor: la consigna móvil que te lleva las maletas directamente al aeropuerto.

Aunque son muy jóvenes, ambos cuentan con experiencia en marketing, diseño y comunicación. Antes de crear Keepiz, en el año 2016, Florent trabajó como Jefe de Producto Marketing durante 3 años en L’Oréal España. Su socia y cofundadora, Leyre Ortuño, es Licenciada en Diseño de interiores y ejerce las funciones de CMO de la compañía.

El primer mes, Florent Bannwarth lo pasó testando el mercado. Fue entonces cuando se unió al proyecto Leyre para trabajar sobre el Branding de la empresa. No comenzaron a funcionar hasta que el producto estaba totalmente desarrollado. Crearon un equipo de trabajo que lo consiguió en menos de seis meses. La base estaba creada y comenzaron a reclutar los primeros Keepers de Madrid y a probar la plataforma con los primeros usuarios.

Cualquier negocio puede darse de alta como “Keeper” de manera gratuita, aunque para ser aceptada, la empresa realiza un test de seguridad y limpieza, explica Florent. La plataforma cuenta con un seguro que cubre los bultos y los precios se establecen en función del servicio prestado, desde cuatro euros por bulto la consigna de barrio y 15 euros la móvil. En un principio comenzaron trabajando en 20 ciudades españolas, las más turísticas, aunque siguen trabajando por instaurar el servicio de consigna de barrio en otras ciudades más pequeñas.

«Cualquier negocio puede darse de alta como “Keeper” de manera gratuita, aunque para ser aceptada, la empresa realiza un test de seguridad y limpieza».

Florent Bannwarth, CEO de Keepiz.

Para el usuario, el acceso a la plataforma es gratuito y su funcionamiento es cómodo y sencillo. En keepiz el pago del servicio se hace a través de la plataforma, que automáticamente entrega la comisión pactada al establecimiento colaborador. El coste del servicio de consigna de barrio empieza en 4€ por bulto y le da al usuario un crédito-tiempo de cuatro horas de consigna. El precio aumenta en función del número de bultos o del tiempo de consigna contratado, hasta un máximo de 5€ el día y el bulto. En el caso de la consigna móvil, se puede contratar a partir de 15€ para el primer bulto, y cada bulto adicional supone un coste adicional de 5€ por bulto.

Según el CEO de la empresa, el objetivo es alcanzar los 1.000 clientes mensuales y, una vez estén presentes en más de 30 ciudades españolas, tienen previsto comenzar el proceso de internacionalización de la plataforma en países turísticos europeos como Portugal, Italia, Francia o Reino Unido.