10/03/2020 | 123emprende

Consejos de emprendedores para conseguir el éxito

Estos emprendedores que han conseguido montar su empresa con éxito nos ofrecen sus consejos basados en la experiencia para que tú también puedas hacerlo.

Montar tu propio negocio es una de las decisiones más importantes en la vida, así que asegúrate de que tu idea de negocio cubra una necesidad no cubierta por el mercado y existen clientes dispuestos a pagar por ella. A continuación, valora si cuentas con los recursos para llevar a cabo el proyecto y rodéate de personas que te ayude en esta hazaña.

Nosotros hemos hablado con algunos emprendedores que han dado el paso y han conseguido montar su empresa con éxito. Son ellos los que nos dan los consejos basados en su experiencia para que tú también puedas hacerlo:

«Disfruta haciendo lo que te gusta, siempre que sea en beneficio propio y de los demás».

Piensa si estás dispuesto a sacrificar muchas cosas por ese proyecto: tiempo, dinero e incluso salud (estrés), porque vendrán muchos momentos duros. La vida es demasiado corta para perder el tiempo y desaprovecharla. 

«No esperes la aprobación de otros, sé valiente y ve a por ello».

Cada uno vive sus propias experiencias y sentimientos alrededor de la idea y creación de un negocio propio… pero si algo puedo aconsejar es que si lo tienes claro, hazlo. No esperes que los demás te apoyen o lo vean tan bueno, bonito o viable como tú piensas. La clave está en la tenacidad.

«No te lo pienses tanto y actúa».

Marca unos objetivos a corto, medio y largo plazo y diseña una hoja de ruta, investiga a la competencia, estudia muy bien tus posibilidades y valóralas económicamente… Tírate al barro, hay que ser valiente y apostar por uno mismo.

·         Sé valiente. En este país existe miedo a emprender. La mayoría de las personas, cuando se plantean montar un negocio, piensan más en lo que pueden perder que en lo que pueden ganar. Eso que hace que muchas veces desistan antes de intentarlo.

·         Monta algo que realmente te guste. Hará que el camino sea mucho más fácil.

·         Trabaja antes para otros y coge experiencia en el sector en el que vas a emprender.

·         Antes de montar, realiza un análisis de mercado, un DAFO y una previsión financiera que te permita mantener el negocio el tiempo suficiente para que este camine solo.

«Trabaja en un proyecto que te entusiasme».

Ya que habrá momentos difíciles que tendrás que solventar con constancia y mucho sacrificio.

«Antes de empezar hay que hacer bien las cuentas, los cálculos a ojo no se cumplen».

Los gastos siempre son mayores y los beneficios tardan bastante más tiempo en llegar. Es fundamental marcar metas y objetivos desde el principio, tanto a nivel profesional como personal, y si no se cumplen las metas hay que evaluar si se está trabajando lo suficientemente duro o si hay que cambiar la forma de hacerlas.

«Con constancia y trabajo todo llega».

Más que un consejo, creemos que lo más importante son los ánimos y el apoyo de la gente que te rodea. A partir de ahí, con constancia y trabajo todo llega.

«El emprendedor debe creer en él mismo».

Para emprender se necesita seguridad en uno mismo, en la capacidad de crecer haciendo lo que nos gusta y no tener prisa. Tenemos toda la vida por delante.

«Si se te presenta un proyecto alucinante, lánzate a por él aunque no estés aún preparado». 


«Focus on your Dreams!» (Céntrate en tus sueños y persíguelos porque así se hacen realidad).

 

«Si luchas por tu idea, tarde o temprano conseguirás el objetivo».

Sé valiente porque, aunque las cosas no salen siempre como uno quiere, si luchas por tu idea y crees en ella, tarde o temprano conseguirás el objetivo.

«No siempre el éxito es hacerse rico».

Inténtalo siempre, cree en tu proyecto y trabaja en él. No siempre el éxito es hacerse rico, también se puede tener éxito con el aprendizaje que se tenga al emprender un negocio.

«Elimina las palabras miedo y límites».

Sé consciente y adáptate al entorno VUCA (volátil-incierto-complejo-ambigüo) en el que vivimos. Mantente en constante desarrollo para mejorar las competencias y sobresalir en este entorno líquido. Y por último, elimina las palabras: miedo y límites.