4/09/2019 | Ideas de negocio

Hablar inglés aumenta un 37% las posibilidades de encontrar trabajo

Existen estudios que respaldan la idea de que aprender otro idioma en edades tempranas aporta una gran cantidad de beneficios. Promueve la flexibilidad cognitiva y la focalización de la atención, mejora la creatividad y las habilidades de comunicación y ayuda a relacionarse con otras personas. La empresa de recursos humanos, Randstad, en uno de sus estudios destaca que el conocimiento del inglés aumenta un 37% las posibilidades de acceder a un empleo.

Si lo que buscas es una experiencia real de inmersión, sin dudarlo recomiendo Estados Unidos y Canadá

Mª Ángeles León, creadora de Vivo Idiomas

Vivo Idiomas nació a partir de otro primer proyecto llamado MyHOSTpitality. Según se creadora, Mª Ángeles León, la idea inicial era crear una comunidad online donde las personas pudieran organizar intercambio de idiomas a través de la convivencia y que la relación entre las dos partes fuera el conocimiento de la lengua y la cultura del otro, pero siempre desde la perspectiva personal, a través del contacto humano. «Queríamos que nuestra plataforma fuera un punto de encuentro para poder luego tener vivencias reales basadas en el aprendizaje de idiomas», añade Mª Ángeles.

En el desarrollo de su proyecto vieron la oportunidad de desarrollar una nueva línea de negocio cuando una empresa americana, certificada por el Departamento de Estado para organizar programas escolares, contactó con ellas para preguntarles si dentro de su comunidad había estudiantes que quisieran hacer un año escolar allí. Decidieron hacer un piloto para ver qué pasaba y conseguieron hacer varias ventas. Fue entonces cuando comenzaron a hacer la transición y dedicar más tiempo a Vivo Idiomas.

El gasto medio depende en gran medida del país y tipo de programa elegido. En Vivo Idiomas contamos con programas en USA desde 8.870 € y en Canadá desde 14.700 €

Mª Ángeles León, creadora de Vivo Idiomas

Los servicios que ofrece Vivo Idiomas tienen como objetivo dar la oportunidad a los niños de realizar formación en el extranjero, tanto de cursos escolares como de verano. Estados Unidos, Canadá, Irlanda, Reino Unido y en el caso de los cursos de verano y para los más pequeños, también ofrecen inmersiones lingüísticas en varios puntos de España.

Los clientes de Vivo Idiomas son habitualmente familias de clase media que priorizan la educación de sus hijos. Los padres son los que contratan, pero los hijos son los usuarios. Los padres se preocupan por que sus hijos vivan la experiencia en un entorno seguro, y eso pasa por sentirse escuchados y orientados durante todo el proceso, tanto en España como en el país al que viajarán.

El idioma más demandado sigue siendo el inglés

Mª Ángeles León, creadora de Vivo Idiomas

En Vivo Idiomas saben que cualquier servicio que esté enfocado a niños y jóvenes es especialmente sensible y que son muchos los interrogantes a la hora de decidir estudiar y vivir en un país extranjero. Por eso trabajan con grupos reducidos, para poder ofrecer una atención permanente y personalizada a los estudiantes y a sus padres tanto aquí, en España, como en el país destino elegido. «Las principales preocupaciones son las familias de acogida en las que vivirán los jóvenes y las diferencias en los sistemas educativos de los distintos países«, explica Mª Ángeles.